Como darte permiso para disfrutar cuidando de una familiar en situación de dependencia

Sí, tienes derecho a disfrutar!

Que hayas decidido cuidar o lo estés haciendo, cualquiera sea la circunstancia no implica que pierdas tu derecho vital a disfrutar.

Sin embargo, muchos son los factores que pueden incidir en las autoprohibiciones que te aplicas a ti misma.

 En todo proceso de cuidado existe el peligro de perderte por el camino. Esta pérdida es muy sutil, y el tiempo te acompaña porque sin darte cuenta te encuentres sin ganas, sin energía, casi sin voluntad y te dificulta, incluso te  incapacita para disfrutar.

En este vídeo te invito a darte permisos desde la comprensión de la situación de la persona que cuidas pero también desde el cuidado que debes proporcionarte a ti misma.

Magda Julià

La fuerte vocación de atención y cuidado hacia la gente mayor en situación de dependencia me ha llevado a acompañar a sus cuidadores en este proceso de cuidados. El trabajo psicológico y emocional ofrece un cuidado saludable para todos y aprovecha la experiencia vital como una hermosa oportunidad de crecimiento personal.